El nuevo Audi SQ7 TDI: fuerza diésel

Altas prestaciones gracias a su potente motor 4.0 TDI con sobrealimentación mediante turbocompresor y compresor eléctrico
.- El sistema de estabilización activa antibalanceo, la dirección a las cuatro ruedas y el diferencial deportivo aseguran unas cualidades dinámicas impresionantes
.- Diseño deportivo con detalles S específicos y un completo equipamiento

Audi prensa – El Audi SQ7 TDI, con su motor V8 diésel de 320 kW (435 CV), ha sido el modelo tope de la gama Q7 desde su lanzamiento en primavera de 2016. Ahora, el gran SUV deportivo cuenta con un nuevo diseño que resulta todavía más impresionante. Su interior incluye asientos deportivos, MMI Navegación plus, sistema de control táctil y Audi virtual cockpit con modo de visualización performance de serie. El 4.0 TDI con compresor eléctrico proporciona un poderoso empuje. El nuevo Audi SQ7 TDI se lanzará en los mercados europeos a finales de septiembre.

V8 biturbo con compresor eléctrico
El nuevo Audi SQ7 TDI impresiona con su imponente fuerza. Su motor 4.0 TDI, un V8 con doble turbocompresor, rinde 320 kW (435 CV) de potencia y ofrece un par máximo de 900 Nm entre 1.250 y 3.250 rpm. El SQ7 acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 s y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente. El consumo de combustible en ciclo combinado es de 9,1 litros de por cada 100 km, lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de 231 g/km.

Un compresor eléctrico (EPC), que toma su energía del sistema eléctrico de 48 voltios, asiste a los turbocompresores cuando se pisa a fondo el acelerador y la energía disponible en el flujo de aire de escape es baja, suministrando aire fresco, algo fundamental para una correcta combustión. El resultado es un poderoso empuje, disponible de forma instantánea en cualquier momento, especialmente al acelerar desde baja velocidad y en aceleración desde parado. El compresor eléctrico está integrado en el conducto de admisión. Un compacto motor eléctrico acelera el compresor hasta 70.000 revoluciones por minuto en 250 milésimas de segundo. En el sistema de escape, dos actuadores modulan el imponente sonido del bloque de ocho cilindros.

Dinamismo: sistema antibalanceo, dirección a las cuatro ruedas y diferencial deportivo
Un rápido cambio tiptronic de ocho relaciones y la tracción integral permanente quattro canalizan al asfalto el poderoso empuje del 4.0 TDI. En este modelo son de serie la suspensión neumática y la dirección progresiva, cuya desmultiplicación se hace cada vez más directa según se incrementa el ángulo de giro, lo que redunda en un comportamiento dinámico mejorado. La dirección a las cuatro ruedas permite que el gran SUV sea más fácil de manejar: a baja velocidad las ruedas traseras giran hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras, lo que mejora la agilidad. En autopista, las ruedas traseras giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras, para beneficiar así la estabilidad.

Además, el paquete de suspensión advanced, que se ofrece de forma opcional, incluye el sistema de estabilización activa antibalanceo. Este sistema reduce las vibraciones provocadas por las masas suspendidas cuando se conduce en línea recta por carreteras con pavimento irregular, y compensa el balanceo para reducir los movimientos de la carrocería cuando se conduce de forma deportiva en carreteras de curvas. El diferencial deportivo, que proporciona un comportamiento aún más dinámico, es el tercer sistema de alta tecnología del Audi SQ7. Distribuye activamente la fuerza entre las ruedas traseras en curvas tomadas a alta velocidad. De esta forma, el Audi SQ7 TDI es literalmente impulsado al interior de la curva al girar el volante y acelerar, eliminando cualquier signo de subviraje. En caso de sobreviraje, el diferencial deportivo estabiliza al gran SUV transfiriendo par a la rueda situada en el interior de la curva.

Impresionante: el diseño exterior
El Audi SQ7 presenta el diseño actual de los modelos de la familia Q, con detalles específicos característicos de las versiones S. Exteriormente, se diferencia por sus dos barras verticales en la parrilla Singleframe, las carcasas de los retrovisores con aspecto de aluminio y las cuatro salidas de escape específicas con terminaciones redondas y cromadas. El blade en el paragolpes tiene una forma tridimensional más acusada y la protección de los bajos en la zaga se muestra aún más robusta. Algunos elementos están pintados en color plata mate; opcionalmente se puede equipar el paquete de estilo negro. El color gris Daytona con efecto perla, así como numerosos colores de pintura personalizados de Audi exclusive, están disponibles como opciones especiales.

El SQ7 equipa de serie llantas de fundición de aluminio de 20 pulgadas con diseño turbina de cinco radios, y neumáticos 285/45. Debido a la elevada potencia del motor, los discos de freno delanteros son de 400 mm de diámetro, mientras que los traseros son de 370 mm. Las pinzas de freno negras –disponibles también en rojo– llevan un logo S en el eje delantero. Como opción, Audi puede equipar al SQ7 TDI con un sistema de frenos de 20 pulgadas y discos carbocerámicos, que son particularmente resistentes a la abrasión. En este caso, el diámetro de los discos es de 420 mm en las ruedas delanteras y de 370 mm en las traseras, con las pinzas pintadas en gris antracita.

Interior y equipamiento: prestaciones deportivas
Una combinación de cuero/Alcantara en negro caracteriza el interior del Audi SQ7. Las inserciones incluyen aluminio mate cepillado u, opcionalmente, fibra de carbono, realzando la apariencia deportiva. Como opción, el paquete de iluminación ambiente de contorno realza las superficies y las líneas características del diseño en 30 colores ajustables. Además de los asientos deportivos, de serie también se incluyen los umbrales de las puertas delanteras iluminados con el logo S. Los pedales, el reposapié y el protector del umbral de carga del maletero son de acero inoxidable.

Los asientos deportivos S plus con reposacabezas integrados, reglaje lumbar neumático y tapicería en cuero Valcona con patrón de rombos son opcionales. La gama de colores va del negro o gris rotor al rojo Arras, ofrecido exclusivamente para el modelo S. El reposabrazos central y los paneles de las puertas también van terminados en color a juego. Para los asientos deportivos S plus también pueden solicitarse las funciones de climatización y masaje.

El MMI Navegación plus de serie, que incluye el control táctil, proporciona conectividad de primera clase. Cuenta con el estándar de conexión LTE Advanced, punto Wi-Fi, control por voz mediante lenguaje natural y la amplia gama de servicios de Audi connect. Aquí se incluye la información online de tráfico, navegación con Google Earth, la radio híbrida y el servicio de voz Alexa de Amazon, que está basado en la nube e integrado en el sistema operativo MMI. Otra novedad es el servicio de información de semáforos, que conecta el vehículo con el ordenador central de control de semáforos y proporciona al conductor información en la instrumentación digital y en el head-up display opcional. Este servicio, que se irá introduciendo de forma paulatina en ciudades europeas, contribuye a un estilo de conducción eficiente y facilita un flujo constante del tráfico. Todas las pantallas se muestran con un modo de visualización S específico en el Audi virtual cockpit. También existe un modo performance, en el que cobra protagonismo el cuentarrevoluciones, que se reubica en el centro de la pantalla.

La amplia dotación de serie se complementa con numerosas opciones de equipamiento de confort, como el climatizador de cuatro zonas, la asistencia eléctrica para el cierre de las puertas, el sistema de audio Bang & Olufsen Advanced Sound System y el paquete air quality con fragancias e ionizador. Audi ofrece los faros HD Matrix LED con luz láser como alternativa a los faros Matrix LED con intermitentes dinámicos. El asistente de conducción adaptativo, que ayuda al conductor con el control longitudinal y lateral del vehículo, se encuentra entre la gran variedad de sistemas de asistencia al conductor disponibles opcionalmente.

El Audi SQ7 TDI estará disponible para pedidos a finales de julio.

Consumo de combustible de los modelos mencionados:

Audi SQ7 TDI (versión de 5 plazas)
Consumo combinado en l/100 km: 9,1-9,5
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 239-250 (WLTP); 194-200 (NEDC)

Audi SQ7 TDI (versión de 7 plazas)
Consumo combinado en l/100 km: 9,2-9,6
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 241-252 (WLTP); 195-200 (NEDC)

Las cifras dependen de la combinación neumático/llanta seleccionada y de la variante de motor y transmisión.

Síguenos y da un me gusta, porfa:
error
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
Google+
Google+
RSS
LinkedIn