BAKÚ DECEPCIONÓ. DOBLETE DE MERCEDES.

GP de Azerbaiyán de Fórmula 1 2.019.

Circuito Urbano de Bakú.

Hay carreras que uno tiene marcadas en el calendario y ésta es una de ellas. El Gran Premio de Azerbaiyán siempre ha dado mucho espectáculo. Y eso que no soy amigo de los circuitos urbanos, ni siquiera del de Mónaco; pero este es otra cosa. Tiene partes ratoneras, sí, pero tiene una larguísima recta precedida de unas enlazadas que los pilotos toman a fondo. Como suele ocurrir en este tipo de trazados, el coche de seguridad sale varias veces a pista para facilitar la retirada de los bólidos que gripan o tienen percances; y ver a los fórmula 1 lanzarse por esa recta una y otra vez, intentando cogerse los rebufos, es una gozada.

Este año no ha sido así. Ni un solo coche de seguridad. Cero patatero La carrera ha sido un monólogo incontestable de las flechas de plata.

Mercedes es tan superior que se permite hacer pruebas raras en los libres y quedarse con la peña. Todos pensaban, tras los libres, que sería Leclerc el dominador del gran premio, pero llegó la clasificación de ayer, Charles se estrelló y Bottas y Hamilton ocuparon la primera línea.

Carrera. Se apaga el semáforo y Hamilton sale un poquito mejor que Bottas. Se respetan mucho y pelean en paralelo varias curvas. Gana Valteri. Tercero Vettel. Checo Pérez se cuela cuarto, aunque la alegría le duró poco. Leclerc que partía con neumáticos medios en vez de los blandos de todos los de delante pierde varios puestos. Sainz pasa octavo.

El español consigue adelantar a su compañero Norris y a Pérez. En la vuelta 9 era sexto. Leclerc venía remontando como un tiro y en el giro 10 de los 51 de la carrera ya era cuarto. Los medios daban buen resultado y los blandos desfallecían muy pronto. Los equipos empiezan a darse cuenta de ello y empieza el baile de cambio de zapatos.

Kimi, perro viejo, hizo su cambio de neumáticos en la vuelta 7. Salió desde boxes por sanción y puntuó. En McLaren metieron primero a Norris y mantuvieron varias vueltas a Sainz, lo que llevó al español a salir, tras su cambio, detrás del inglés y de Checo cuando los había pasado en pista. Error de McLaren. Vettel pasa por boxes en la 12. Mercedes daba igual porque iban a lo suyo.

A mitad de carrera, la situación era: Leclerc, Bottas, Hamilton, Vettel, Verstappen, Gasly, Checo, Norris y Sainz. Leclerc y Gasly sin hacer el cambio ya que llevaban los medios de salida.

En la vuelta 30 se atisba algo de emoción. Los Mercedes cazan a Leclerc, que iba en las lonas. Esperaba que el monegasco frenara a los bólidos alemanes para que a Vettel le diera tiempo a llegar. Fue un espejismo. Bottas y Hamilton pasaron a Leclerc como misiles. Tras este intento desesperado de Ferrari, entró Leclerc a poner sus ruedas frescas. Al menos le quedó al de Ferrari el gusto del punto por la vuelta rápida conseguida al final del gran premio tras un tercer cambio de neumáticos, realizado para tal fin.

Para el recuerdo queda el primer accidente que he visto marcha atrás en la Fórmula 1. Ricciardo se pasa de frenada en un adelantamiento a Kvyat y ambos se van a la escapatoria. El australiano da marcha atrás sin ver que el ruso seguía allí y tienen un toque tonto que les obliga a ambos a abandonar.

Ganó Bottas, que como siga así le puede hacer un Rosberg a Hamilton. Lewis fue segundo y Vettel tercero.

Con lo bien que lo paso siempre con la carrera de Bakú, que sosa ha sido este año.

La próxima carrera El Gran Premio de España.

YouTube
YouTube
Instagram
RSS
LinkedIn
LinkedIn
Share